Barras bravas reflejan un país violento-UNAL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 16 de mayo de 2018 — Agencia de Noticias UN-

Para Germán Gómez, coautor del libro Fútbol y barras bravas. Análisis de un fenómeno urbano, estas agrupaciones suelen estar conformadas por personas que persiguen metas inalcanzables -usualmente construidas por los medios de comunicación- que se ven materializadas en continuas explosiones de violencia.

En esta obra, coeditada por la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) y la Editorial Siglo del Hombre, se recuerda que en sus inicios las barras bravas estaban conformadas por jóvenes entre los 14 y 27 años.

Se estima que en los últimos años  este rango se ha ampliado, puesto que cada vez ingresan personas más jóvenes y permanecen más tiempo vinculados a esta actividad, con edades que oscilan entre los 12 y 40 años, –e incluso más tiempo-, pertenecientes en un 75 % al estrato tres.

“Un rasgo característico es que suelen andar en sudadera; de acuerdo con mis investigaciones, esta prenda les facilita asumir una actitud de pelea”, explica el profesor Germán Gómez.

Por su parte, el profesor John Alexander Castro, coautor del libro, comenta que las barras bravas -para el caso de Colombia- se vinculan a actividades de carácter festivo y de combate. Estas, si bien tienen un origen verbal, suelen desencadenar otro tipo de enfrentamientos físicos que han producido cerca de 135 muertos entre 2004 y 2017.

“Mientras que en Argentina se registra un promedio de 1,02 muertos relacionados con violencia en el fútbol, nosotros registramos 8,89 muertos, lo que nos hace un país mucho más violento”, subraya el docente.

Agrupados en torno a gustos musicales, políticos y hasta religiosos, otra característica de estas barras es la incorporación de la violencia como mecanismo para obtener prestigio, reconocimiento y liderazgo.

Los del Sur, por ejemplo, conforman una barra del Atlético Nacional de la que surgió, a raíz de una disidencia, Nación Verdolaga, por lo que se registran enfrentamientos muy fuertes. Igual situación se advierte en los denominados Comandos Azules, Disturbio Rojo de Bogotá o Barón Rojo de Cali, entre quienes se han llegado a registrar enfrentamientos armados.

Según la explicación del sociólogo, estos choques suelen ser producto de tránsitos generacionales o de antagonismos por cuestiones de identidad relacionadas con uno u otro equipo.

El poder y capacidad de liderazgo están estrechamente vinculados a una serie de beneficios -acceso a cierta cantidad de boletas y la organización logística de desplazamientos dentro y fuera del país- que además se asocian a la constitución de redes de microtráfico.

“Los jóvenes que entran a una barra brava tienen prácticamente la obligación de consumir alcohol y cualquier tipo de drogas, lo que se convierte en una importante fuente económica para los líderes”, explica el profesor Gómez, para quien la barra se convierte en un canal ideal de distribución de estupefacientes.

Problema con solución

Aunque son muchos los interrogantes que plantea el panorama actual, para el analista es claro que si hubiera una mayor articulación entre las entidades a cargo de enfrentar el problema se reducirían significativamente los brotes de violencia.

Ejemplo de ello es el programa realizado en Bogotá en años anteriores, para lo cual se contrataron líderes que trabajaron articuladamente, a partir de lo cual se logró una reducción de hasta 500 enfrentamientos.

El docente también considera que es un error tomar medidas como la prohibición del ingreso de bombos, platillos y tiras de papel, debido a que cada vez que se pica el papel, la gran mayoría de integrantes de la barra permanecen ocupados en esta actividad en lugar de buscar enfrentamientos.

Escrito por los docentes Rafael Jaramillo Racines, German Gómez Eslava y John Alexander Castro Lozano, el libro Fútbol y barras bravas. Análisis de un fenómeno urbano se lanzó en la pasada Feria Internacional del Libro de Bogotá, Filbo 2018.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*