Genes de maíz modificados aumentan tolerancia a las sequías

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 25 de abril de 2018 — Agencia de Noticias UN-

Según explica el biólogo Julián Mora Oberlaender, estudiante del Doctorado en Biotecnología de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), la investigación se concentró en identificar genes que tuvieran potencial para conferir tolerancia a la sequía en maíz y que además fueran de dominio público en Colombia para diseñar casetes de expresión, que son el conjunto de secuencias de ADN que permiten la activación de un gen. 

Los casetes se pueden componer de la región promotora, la codificante o la terminadora, según el organismo en el que se quiera expresar.

Después de los análisis se determinó que los genes que mejor responden ante la deshidratación y que son de dominio público son: DREB2, ZAT10 y CspB, con los cuales se trabajaron los casetes de expresión.

Por ejemplo el gen CspB (Cold shock protein), de origen bacteriano, tiene mayor tolerancia al estrés por sequía tanto en plantas cultivadas como en plantas modelo, mediante ingeniería genética.

La tolerancia de estos genes a la sequía reduce la demanda de agua en los sistemas de riego y tiene el potencial para aumentar el rendimiento de los cultivos tanto en áreas secas como en los sistemas agrícolas, mediante la reducción de los efectos negativos derivados de la sequía esporádica.

Según la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), en 2016 se registraron pérdidas en la producción de maíz tanto en el primer como en el segundo semestre. En el primero se registraron 37.707 hectáreas, de las cuales 16.381 corresponden a maíz tecnificado entre Tolima, La Guajira, Cesar, Huila, Bolívar y Sucre.

Para dar con estos genes, el investigador y su equipo de trabajo –la biotecnóloga Andrea Fernanda Carreño, autora principal de la investigación, y el profesor Alejandro Chaparro, del Departamento de Biología de la U.N.– se dieron a la tarea de buscar secuencias de genes en las bases de datos de patentes y artículos científicos publicados.

Después los genes se agruparon en varias categorías y se verificó cuáles de ellos habían sido probados en modelos vegetales, en estudios in vitro, en estudios en invernadero o en campo, es decir que ya se hubiesen probado en plantas transgénicas de maíz o de otras especies. También se verificó su propiedad intelectual.

Según el investigador, la selección de genes y el diseño de casetes de expresión sugieren que se pueden desarrollar cultivos genéticamente modificados (GM), ya que estos resisten a los virus e insectos y además toleran herbicidas y sequías.

Explica que desde 2014 en Estados Unidos se cultiva maíz GM, las misma variedad de producto que se cosecha en África subsahariana en el proyecto Water Efficient Maize for Africa (WEMA), en el que organizaciones privadas y públicas trabajan en conjunto para desarrollar maíz tolerante a la sequía y resistente a los insectos.

Por último agrega que una aproximación a estos cultivos genéricos disminuiría los costos y el impacto ambiental. Asimismo señala que se mejoraría la productividad de los cultivos en el país y eventualmente se podría generar un ahorro de agua, mayor productividad de tierras y reducción de costos para agricultores y consumidores, además de frenar la deforestación.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*