Secador solar preserva granos de maíz, frijol y cacao

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 16 de abril de 2018 — Agencia de Noticias UN-

Además de retirar parte de la humedad de estos productos, el prototipo desarrollado por la Facultad de Ingeniería y la Escuela de Diseño de la U.N. también evita que los granos se contaminen, por lo que se alarga su vida útil y se preservan el aroma y el sabor característicos del grano.

El valor del prototipo asciende a los 3,5 millones de pesos, pero se estima que al llevarlo a un proceso de producción industrial su costo sería de un poco más de 2 millones de pesos, por lo que el secador solar se convierte en una innovación tecnológica en la medida en que logra dar una respuesta económica y eficiente al almacenamiento de granos para pequeños y medianos productores.

La estructura del secador está conformada por una placa de polietileno negro que cubre un sistema de ventilación que calienta el aire, el cual es enviado hacia un enmallado en forma de bandeja dispuesto en la parte superior, con capacidad para secar hasta 8 kg de grano.

La bandeja de almacenamiento tiene con un grado de inclinación de reposo que varía según el tipo de grano, lo cual optimiza el proceso de secado y permite la circulación de aire, además de facilitar la recolección del producto por el operario una vez este ha alcanzado el contenido de humedad requerido.

Basta con ubicar el prototipo en una zona donde reciba la mayor cantidad de luz solar posible para que se pueda iniciar el proceso de secado de los productos seleccionados; por eso está dotado de manijas que faciliten su desplazamiento.

El prototipo fue desarrollado por con la dirección de la profesora Claudia Pérez y la codirección del profesor Eduardo Naranjo, como parte de los prototipos desarrollados en el marco del Corredor Tecnológico Agroindustrial Bogotá – Cundinamarca.

“Se trata de un modelo de ventilación natural forzada, en el sentido de que en la parte inferior del prototipo hay tres ventiladores que generan el flujo del aire”, precisa la docente Pérez, quien dirigió el subproyecto “Tecnologías y diseño o rediseño de productos”, que soportan el sistema de operación logística, distribución y desarrollo de un modelo en Bogotá y Cundinamarca.

Aunque existen varios modelos de colectores solares, el proceso para calentar el airea se ha optimizado gracias a que el sistema de ventilación permite la entrada del aire con una mayor presión hacia la bandeja donde se procesa el grano.

Aunque en la actualidad los tres ventiladores con potencia de 12 voltios funcionan al conectarse a cualquier toma eléctrica convencional, se espera que en un futuro se pueda usar la energía solar, de tal manera que se puedan usar sin necesidad de tener acceso a una fuente de corriente eléctrica.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*