Semillas de guayaba se almacenan según su comportamiento

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

PALMIRA, 06 de julio de 2017 — Agencia de Noticias UN-

El comportamiento intermedio indica que las semillas tienen cierta sensibilidad a la desecación o deshidratación hasta niveles de humedad bajos (7 % a 10 % de humedad), y su longevidad se reduce a temperaturas bajas, de 5 °C hasta temperaturas bajo cero.El estudio del comportamiento de las semillas de estas cuatro variedades de guayaba permite conocer cómo conservar, de manera controlada, su calidad por largos periodos.

Las semillas de la guayaba presentan un fenómeno conocido como latencia, letargo o no germinación que dificulta la valoración –mediante una prueba estándar– de la calidad fisiológica de las semillas, es decir de su manera de funcionar, ser viables y germinar.

Jorge Ernesto Guevara Ohara, ingeniero agrónomo hondureño y estudiante de la Maestría en Ciencias Agrarias con énfasis en Fisiología de Cultivos de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, desarrolló un protocolo que permitió evaluar la viabilidad de las semillas de este cultivo.

Para la investigación caracterizó las semillas según su estructura y características como diámetro y grosor. Después aplicó un protocolo para evaluar su viabilidad o capacidad de germinar.

En esa prueba las semillas se empapan en una solución de tetrazolio, un compuesto químico sin color que indica el proceso que ocurre en el interior de las células vivas.

En el desarrollo del proceso, iones liberados durante la respiración de los tejidos vivos son transferidos por un grupo de enzimas que al interactuar con el compuesto hacen que este tome un color rojo en las partes que trabajan en la respiración. Según esta coloración se puede identificar la capacidad de germinación de la semilla.

El objetivo del estudio fue determinar el comportamiento de las semillas en condiciones controladas de almacenamiento, para lo cual inicialmente se evaluó la tolerancia que estas tenían a la deshidratación; luego se confirmó dicha tolerancia exponiendo semillas con diversos contenidos de humedad a diferentes temperaturas de almacenamiento por un periodo determinado.

Este es el primer estudio realizado en Colombia sobre la condición fisiológica de las semillas de estas variedades de guayaba, lo cual es muy importante para conservar los recursos fitogenéticos de este cultivo que presenta el fenómeno de latencia, teniendo en cuenta que son el material de partida para programas de mejoramiento que buscan obtener nuevas variedades.

Conocer las condiciones óptimas de almacenamiento que permiten conservar durante varios años ese material biológico contribuirá a que después se pueda usar para restablecer el cultivo.

Estudios farmacológicos realizados en guayaba indican el inmenso potencial de esta planta en tratamientos de gastroenteritis, enteritis rotavirus, heridas, acné, placa dental, malaria, alergias, tos, diabetes, trastorno cardiovascular, enfermedades musculares degenerativas, dolencias inflamatorias e incluso reumatismo y dolor menstrual, enfermedades del hígado y cáncer.

Esta investigación se realizó con el apoyo de Corpoica, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), el Grupo de Investigación en Recursos Fitogenéticos Neotropicales (Girfin), y fue financiado por Hermes.

Carlos Iván Cardozo Conde, docente de la U.N. Sede Palmira y director del trabajo, contó con la participación del ingeniero agrónomo Luis Guillermo Santos, del CiatL; Álvaro Caicedo y Eberto Rodríguez, investigadores máster del Centro de Investigación Palmira de Corpoica.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*