Vehículos de carga deben funcionar con gas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 04 de abril de 2017 — Agencia de Noticias UN-

Por esta razón, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), en convenio con la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), buscan promover el uso de gas natural vehicular y gas licuado del petróleo en el sector del transporte de carga, pues su falta de abastecimiento privilegia el empleo del diésel.“La Organización Mundial de la Salud ha categorizado el gas de escape de los motores diésel como una emisión de carácter cancerígeno que se asocia a enfermedades del sistema respiratorio y cardiovascular”, explica Néstor Rojas, profesor asociado del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la U.N.

Ante esta situación, investigadores del Grupo de Investigación de calidad del aire y del Grupo de combustibles alternativos de energías y protección del medio ambiente se dieron a la tarea de evaluar el desempeño del gas natural vehicular y el gas licuado del petróleo —mezcla de propano (C3H8),  butano (C4H10) y otros hidrocarburos en menor proporción— como posibles alternativas de reemplazo del diésel.

Aspectos como la eficiencia energética y el desempeño de los motores que utilizan este tipo de gases fueron sometidos a diversas mediciones haciendo uso tanto de tecnologías transformadas con el propósito de emplear gas natural vehicular, como de aquellas mediante las cuales se puede hacer uso del diésel y gas natural.

Otros beneficios del cambio

Luego de analizar la normatividad existente para el uso de gas natural y gas licuado del petróleo, se compararon diversos tipos de vehículos para evaluar su eficiencia en carretera y las emisiones registradas de diversos contaminantes —partículas, hidrocarburos, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno—.

Además de considerar la cantidad de combustible utilizado durante el trayecto evaluado, también se efectuó una serie de simulaciones para determinar qué beneficios económicos podrían producirse al hacer el cambio de tecnología.

El equipo seleccionó una flota que incluye diferentes tecnologías, con el propósito de hacer funcionar a los diversos vehículos que la conforman con los denominados ciclos de conducción o recorridos representativos de situaciones que se presentan en circunstancias reales. Según el docente, estas involucran áreas rurales, semiurbanas y urbanas, para obtener datos que luego se reproducen en un laboratorio.

Gracias al empleo de sensores que permiten medir el consumo de combustible y las emisiones de los diversos agentes contaminantes, se hizo la evaluación correspondiente y se concluyó que tanto el gas natural como el licuado del petróleo producidos en Colombia cumplen con los estándares internacionales para ser empleados como combustibles vehiculares.

El estudio también concluye que al hacer uso de estos combustibles en vehículos diseñados desde la fábrica para estos gases, su comportamiento es mucho mejor al de aquellos cuyos motores debieron ser transformados o que pueden ser operados con diésel o gas natural.

Las pruebas realizadas ratificaron que las emisiones de material particulado también se reducían en aquellos motores diseñados específicamente para ser empleados con los gases mencionados, y que los motores de carácter dual son los más contaminantes.

Aunque un motor que opera con diésel y gas natural tiene menos emisiones de material particulado que aquellos diseñados para trabajar con diésel, las emisiones de hidrocarburos, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono son más elevados.

En ese sentido, los investigadores recomiendan que las regulaciones existentes sean mucho más estrictas respecto a los niveles mínimos de metano que deben estar presentes en el gas natural vehicular, con el fin de que se minimice el actual grado de emisiones de material particulado, además de desarrollar una norma técnica colombiana que permita regular la calidad de gas licuado del petróleo a partir de estándares reconocidos internacionalmente.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*