Jardín Universum, para conocer tecnologías que permiten el uso de recursos naturales renovables-UNAM

 
facebooktwittergoogle_plusmail

13 de febrero de 2017

Aquellos espacios creados por la ficción hace algunas décadas, ahora son piezas didácticas reales que pueden mejorar la relación entre el ser humano y el ambiente. El futuro está aquí, en el Jardín Universum, un nuevo apartado en Universum, Museo de las Ciencias, compuesto por cuatro secciones: CASA UNAM, Plantas medicinales, Huerto Urbano y Mariposario.Las más de 500 mil personas que al año visitan Universum podrán conocer diversas tecnologías que permiten utilizar recursos naturales renovables para obtener alimentos, medicamentos y energía eléctrica y térmica; además de reciclar agua de lluvia o reusar aguas grises.

La propuesta multidisciplinaria está dirigida a familias urbanas mexicanas y pretende disminuir el impacto ambiental, dijo Gabriela Guzzy Arredondo, directora del museo universitario.

La ciencia y la tecnología abren una posibilidad de crear, a través del conocimiento científico, diversas herramientas para diseñar y construir viviendas inteligentes y sustentables que contribuyan a reducir nuestra huella en el medio ambiente, indicó.

Cuatro secciones

CASA UNAM es un prototipo que nació en 2012. El diseño y la construcción es el trabajo de más de 85 alumnos y 27 académicos de ocho entidades universitarias (facultades de Arquitectura, Ingeniería, Artes y Diseño, Ciencias Políticas y Sociales y Química, así como de los institutos de Energías Renovables e Ingeniería, y la Escuela Nacional de Trabajo Social), entre otras dependencias de la UNAM e instancias del sector público y privado, con apoyos y patrocinios.

Se trata de un proyecto que participó en el Solar Decathlon Europe 2014, en el que obtuvo el primer lugar en Ingeniería y Construcción, el segundo lugar en Diseño Urbano, Transporte y Asequibilidad, y el tercero en Sustentabilidad.

CASA UNAM fue reensamblada en Universum con dos objetivos: establecerse como un laboratorio vivo donde se monitorearan las condiciones ambientales para las cuales fue diseñada, así como operar a modo de aprendizaje y divulgación con atención a temas de hábitat sostenible.

Jardín sin plantas no es tal, por lo que el área de Plantas medicinales es multisensorial y muestra diferentes especies de flora con esas propiedades para que el visitante las reconozca, se familiarice con algunas de sus características y el uso que se les ha dado. La mayoría de las especies que se exhiben crecen naturalmente en el área de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel.

El mariposario es un lugar ideal para criar especies amenazadas o en peligro de extinción, pues aquí el 90 por ciento de los huevecillos llegan a la etapa adulta porque están a salvo de depredadores, enfermedades o la destrucción de su hábitat. Además, se muestra el ciclo de vida de las mariposas y el papel ecológico que desempeñan en la naturaleza.

A estos insectos se les considera bioindicadores, porque muestran cómo se encuentra el entorno donde viven: una baja presencia puede delatar que se trata de un ambiente perturbado.

El Huerto urbano muestra la forma en que se siembran, crecen, se reproducen, cosechan y mantienen algunas plantas comestibles y nativas, así como la importancia que tienen las abejas, lombrices y aves en esos sitios.

Inauguración

En la inauguración de Jardín Universum, Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general de la UNAM, hizo un recorrido e indicó que éste es un ejemplo de colaboración entre entidades académicas, y de que la Universidad Nacional está comprometida a resolver y proponer soluciones a los problemas nacionales.

Estuvieron también William Lee, coordinador de la Investigación Científica; José Franco, director general de Divulgación de la Ciencia; y Marcos Mazari, director de la Facultad de Arquitectura, entre otros.

Boletín UNAM-DGCS-099/2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*