Cáscaras de frutos del Pacífico para alimentar cerdos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

comida

29 de mayo de 2015

Palmira, may. 29 de 2015 – Agencia de Noticias UN- Las harinas obtenidas de la cáscara del chontaduro y del árbol del pan tuvieron una digestibilidad superior al 75 % en cerdos, lo que las convierte en una alternativa idónea para esta actividad.

La alimentación de cerdos constituye el 75,63 % de los costos totales de producción, según la Asociación Colombiana de Porcicultores.

Esta situación, según señala un informe del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, afecta la rentabilidad del sector, ya que el país debe importar anualmente alrededor de tres millones de toneladas de maíz para la dieta de los porcinos.

Dicho panorama motivó a la ingeniera agroforestal Dissa Enith Mosquera Perea a buscar alternativas para la alimentación de estos animales.

La investigadora realizó un estudio para determinar el potencial nutritivo de hojas del árbol del pan, de pacó y de achín, al igual que de los subproductos de cáscaras del fruto de chontaduro y de plátano, como alternativa para reducir los costos de producción, debido a su poca o nula competencia con la alimentación humana.

“Interesados por el aprovechamiento de los recursos nativos del Pacífico, determinamos el potencial nutritivo para estos cinco recursos locales del municipio de Quibdó en el departamento del Chocó, teniendo en cuenta la composición bromatológica (composición cualitativa y cuantitativa) y la digestibilidad in vitro de la materia seca (DIVMS)”, explica la investigadora.

El análisis bromatológico incluyó materia seca, proteína bruta, ceniza, fibra detergente ácida, fibra detergente neutra, lignina detergente ácida y energía bruta.

Los resultados permitieron concluir que las hojas de achín y de árbol del pan presentaron los contenidos más altos de proteína y energía bruta. Los valores de DIVMS más altos se presentaron en cáscaras de chontaduro y hojas de achín.

En general, los recursos en estudio presentan un valor nutritivo similar al de forrajes cultivados. Por tanto, son una alternativa para la sustitución parcial de materias primas costosas en dietas para animales de granja.

“Las hojas de árbol del pan y de achín presentan grandes posibilidades para uso como suplementos en la alimentación animal, debido a su mayor contenido de proteína, buen contenido de energía y alta digestibilidad in vitro”, sostiene Dissa Enith Mosquera.

La cáscara de chontaduro (B. gasipaes Kunth.), por su alta digestibilidad in vitro (78,9 %), también es una buena opción para programas de alimentación animal.

Con estos resultados, obtenidos en una primera fase de su trabajo de investigación, Dissa Enith Mosquera formuló y elaboró cinco dietas: dieta control o alimento convencional, dieta de hojas de árbol del pan con una inclusión del 10 %, dieta de hojas de árbol del pan con una inclusión del 20 %, dieta con cáscaras de chontaduro con una inclusión del 10 % y dieta con cáscaras de chontaduro al 20 %. Estas fueron comprimidas mediante un proceso de extrusión.

Posteriormente, se realizaron pruebas de digestibilidad in vitro de los pellets en 15 cerdos, y se asignaron al azar tres cerdos por dieta. Se pudo determinar que el porcentaje de asimilación de los alimentos alternativos tuvo una digestibilidad mayor al 75 %, aprovechando casi la totalidad de las nuevas harinas.

Además, se concluyó que la inclusión de materias primas no convencionales permite reducir los costos de fabricación del alimento respecto a la dieta comercial, la cual tiene un costo de 1.781,1 pesos por kilogramo.

Dicha reducción fue del 4,6 % y del 7,4 % en las dietas con hojas de árbol de pan al 10 % y al 20 %, respectivamente; y del 5 % y el 8,8 % para las dietas que contienen cáscaras de chontaduro al 10 % y al 20 %.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*