Con metodología evalúan viabilidad de microempresas rurales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

tierra

25 de abril de 2015

Bogotá D. C., abr. 25 de 2015 – Agencia de Noticias UN- Dicha herramienta, desarrollada por la U.N., les permite a microempresarios rurales y cofinanciadores hacer seguimiento y determinar la viabilidad de sus negocios en aspectos organizacionales, comerciales, productivos o financieros.

Un total de 90 planes de mejoramiento de todo el país fueron evaluados. En estos se determinó el cumplimiento de los estados financieros, las privaciones tributarias y la cantidad de clientes y de productos; asimismo, a través de la matriz DOFA (debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas), se identificaron acciones viables mediante el cruce de variables.

A partir de estos factores, se obtuvo un modelo de resultados que permitió la estructuración de los objetivos específicos y la definición de las actividades que se deben realizar para alcanzarlos.

También se creó una matriz de marco lógico, con la que se definió el propósito general, la meta y los indicadores con los cuales se van a cumplir los objetivos. Posteriormente se planeó el presupuesto y se seleccionaron los posibles cofinanciadores, que pueden ser instituciones públicas, privadas o de cooperación internacional.

Luego de la aplicación de esta herramienta, se determinó que de los 90 planes evaluados, el 40 % eran viables y atractivos para la inversión, el 48 % eran viables, pero no atractivos, y el 12 % no tenían viabilidad.

Este es un trabajo realizado con la Corporación de Planeación y Transferencia Tecnológica Agropecuaria (Plantta) del Grupo de Investigación, Gestión y Desarrollo Rural de la U.N., para el Programa de Oportunidades Rurales del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Gerardo Salcedo, ingeniero agrónomo e integrante del grupo, explica que este programa ya presentaba una herramienta de seguimiento a los proyectos con microempresarios. De hecho, la corporación también contaba con una metodología para evaluación de asociaciones rurales, que había aplicado con otros proyectos realizados con la Alcaldía de Bogotá.

Sin embargo, para la formulación de un plan de mejoramiento de estas microempresas, el grupo retomó la herramienta del Ministerio y la involucró con la de la corporación. Esto permitió analizar las áreas organizacionales, administrativas, económicas, comerciales, productivas y el potencial empresarial de cada una de ellas.

Este análisis se dio por medio de cinco herramientas: diagnóstico estratégico, matriz de resultados, matriz de marco lógico, matriz de cofinanciadores y resumen del plan de mejoramiento.

Un ejemplo exitoso conseguido con la metodología se dio con un microempresario del sector platanero, quien en una primera fase del programa se había beneficiado con recursos para obtener semillas sanas.

Con la herramienta se determinó que el proyecto productivo tenía un buen desarrollo en cuanto a coherencia organizacional, junta administrativa conformada, misión y visión. Todo esto permitió hacer parte de un proceso de formulación de perfiles de alianzas.

De esta manera, lograron no solo tener un cultivo tecnificado sino también que la empresa Frito Lay Colombia les comprara toda su producción.

La metodología hace parte de un artículo de la colección “Investigando y actuando en territorios rurales”, de la Dirección de Investigación y Extensión de la U.N. Sede Bogotá, editada por Fabio Alberto Pachón Ariza y Juan Patricio Molina Ochos. Esta es una de las novedades a presentarse en la Feria Internacional del Libro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*