Con estaño, se busca resolver enigma del núcleo atómico

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

soldador

23 de febrero de 2015

Bogotá D. C., feb. 23 de 2015 – Agencia de Noticias UN- Una de las incógnitas que siempre han inquietado a los físicos es por qué la fuerza nuclear mantiene unidos a los protones y neutrones dentro del núcleo del átomo. Un experimento con estaño, busca la respuesta.

“Queremos coger todas las variedades de estaño, acelerarlas e impactarlas contra una lámina de carbono, para analizar si, dependiendo de la radiación emanada, se puede obtener información sobre la distribución de las corrientes de protones y neutrones”, explica Diego Torres, profesor asociado del Departamento de Física de la Universidad Nacional.

Además, se aprovechará esta experiencia para evaluar si se pueden formar nuevos núcleos y distribuir neutrones y protones dentro de este.

Además del profesor Torres, en la investigación se encuentran involucrados estudiantes de maestría y un futuro alumno de doctorado de la U.N., quienes trabajarán en conjunto con las universidades de Rutgers y de São Paulo.

Hay que recordar que el núcleo está formado por neutrones y protones, por lo cual dentro de la investigación también será importante conocer cómo esta unión de partículas determina la estabilidad del átomo.

Lo anterior se puede hacer a través de una propiedad conocida como ‘momentos magnéticos’, que señalan cómo se mueven los protones y neutrones dentro del núcleo.

El estaño es un elemento muy conocido, pues se utiliza para soldar artefactos electrónicos. Químicamente es un material muy bueno y abundante.

Para el experimento, se tomará el núcleo de este elemento, que tiene 50 protones, cantidad que hace que sea muy estable.

El profesor Torres recuerda que existen diez isótopos de estaño estable. Los isotopos son un conjunto de elementos que tienen la misma cantidad de protones, pero diferentes neutrones.

Entonces, por ejemplo, el estaño tiene 50 protones, pero uno de sus isótopos, el estaño 112, tiene 50 protones y 62 neutrones. “Químicamente son los mismos, la única diferencia es la abundancia isotópica”, expresa el científico, quien agrega que el más abundante es el estaño 120.

“La pregunta detrás de todo esto es cómo hacen los neutrones para acomodarse dentro de los estaños y cómo se distribuyen y giran dentro del mismo”, sostiene.

De esta manera, se quiere averiguar la forma en que los protones y los neutrones forman núcleos estables y su comportamiento dentro de la materia.

El experimento se realizará en abril en la Universidad de Berkeley, Estados Unidos.

Aunque se trata de una investigación básica, los estudiantes que participan en este trabajo van a salir altamente capacitados en instrumentación nuclear, útil en campos como la radioprotección en hospitales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*