La geometría que inspiró la teoría de la relatividad

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

sol

11 de febrero de 2015

Bogotá D. C., feb. 11 de 2015 – Agencia de Noticias UN- Conceptos matemáticos como la geometría iniciada por Euclides en el 200 a.C., hasta la actual mecánica cuántica, parten de una base común: la geometría espacio-tiempo.

Así lo revela el profesor Eduardo Rodríguez, del Departamento de Física de la U.N., quien hace una remembranza de la geometría espacio-tiempo desde sus inicios hasta su principal avance: la teoría general de la relatividad, que este año cumple 100 años de haber sido publicada por Albert Einstein.

A pesar de que este fue el mayor avance alcanzado hasta el momento, los aportes conseguidos gracias al concepto de geometría espacio-tiempo incluyen la electrónica, los dispositivos GPS y los computadores, cada vez más pequeños y con mayor capacidad.

El profesor Rodríguez recuerda cómo gracias a Euclides se empezaron a medir distancias cortas en un espacio plano -como el de un campo de fútbol- y cómo la evolución de esta geometría ha repercutido en la física.

“Lo que en un comienzo fue la búsqueda de conocimiento de Einstein, terminó con una serie de aplicaciones muy importantes, por ejemplo, el posicionamiento global por satélite, que no funcionaría sin tener en cuenta las correcciones que hizo la teoría de la relatividad”, señaló el físico.

Gracias a esta teoría, se descubrió que la deformación del espacio-tiempo es generada por la existencia de masa. “La masa curva el espacio-tiempo, por lo cual se ven efectos como el de los movimientos de los planetas”, comentó Diego Alejandro Torres, profesor asociado del Departamento de Física de la U.N.

Otro de los avances importantes es el desarrollo de la teoría cuántica, también como una búsqueda de conocimiento. “Esta es la base de todos los aparatos electrónicos que funcionan hoy en día; la mecánica cuántica transformó completamente nuestro mundo”, manifestó el profesor Rodríguez.

Asimismo sostiene que uno de los aspectos interesantes actualmente es la computación cuántica. Los computadores clásicos cuentan con una limitación intrínseca y aunque los tamaños se van reduciendo cada vez más, llegará un momento en que no van a poder ser más pequeños.

Por eso la gente está preparándose para aprovechar las leyes de la mecánica cuántica, con el fin de producir computadores mucho más poderosos de los que existen hasta el momento.

Por muy pequeños que sean los circuitos que se logran mediante las distintas técnicas de miniaturización dentro de los chips, las nuevas tecnologías podrían operar a escalas menores, posiblemente a nivel molecular e incluso atómico.

La computación cuántica es un campo rico y poco explorado en el que aún se está descubriendo cómo hacer las cosas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*