Nanofibras de bagazo de caña mejoran propiedades del papel

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

nano

13 de noviembre de 2014

Palmira, nov. 13 de 2014 – Agencia de Noticias UN- Obtener fibras naturales de tamaño nanométrico, a partir de los residuos de este cultivo, para utilizarlas como recubrimiento en la superficie de papel tipo reprográfico (el de las fotocopiadoras) es el objetivo de una investigación adelantada en la U.N. Sede Palmira.

Según la profesora Margarita María Andrade Mahecha, de la Facultad de Ingeniería y Administración de la U.N. Sede Palmira, las nanofibras que pueden separarse a partir de residuos lignocelulósicos, como el bagazo de caña, vienen siendo bastante exploradas.

“La transformación de residuos de este cultivo permite utilizarlos como refuerzo en la fabricación de materiales biodegradables con aplicaciones potenciales en el sector de empaques, alimentos, farmacéutico, automotriz y de construcción”, afirma la experta.

La U.N. orienta, mediante un convenio específico de colaboración celebrado entre la Sede Palmira y Carvajal Pulpa y Papel S.A., dos semilleros de investigación, conformados por estudiantes de Ingeniería Agroindustrial. El objetivo de esta iniciativa es proponer alternativas de transformación y aplicación de residuos agroindustriales como el bagazo de caña de azúcar.

“Los proyectos se han desarrollado usando pulpa de bagazo de caña sin blanquear, así como ácido peracético y peróxido de hidrógeno como agentes deslignificantes, los cuales generan menor impacto ambiental, en comparación con el ocasionado por agentes químicos clorados”, asegura la docente.

Las nanofibras obtenidas del bagazo de caña de azúcar han sido evaluadas como recubrimiento en la superficie de papel tipo reprográfico.  En este proceso se emplea diferente concentración (3, 5 % y 8%) y se aplican 1,5 gramos por metro cuadrado en cada lado del papel.

La profesora Margarita Andrade enfatiza que otra forma de incorporación, consiste en incluir este material de refuerzo en el proceso de formación de la hoja de papel.

“Las muestras obtenidas por ambos tipos de aplicaciones han sido evaluadas en el laboratorio de pulpa y papel de Carvajal S.A, mediante análisis de opacidad, resistencia al rasgado, lisura, encolado (resistencia al agua) y porosidad”, agrega la experta.

A la fecha, los resultados han permitido identificar que las nanofibras obtenidas por los métodos PHU (peróxido de hidrógeno) y APU (ácido peracético), incorporadas en concentración superior al 8%, actúan como material de refuerzo biodegradable que le confieren al papel dichas propiedades.

Tres trabajos resultados de los mencionados proyectos fueron presentados durante el FIA Innova, evento realizado por la Facultad de Ingeniería y Administración de la U.N. Sede Palmira para divulgar los proyectos de mayor impacto en la región.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*