Celebra 30 años revista ciencias de la UNAM.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
10 de Enero del 2013
Precursora en el área de la divulgación científica, y la única en su tipo en México e Iberoamérica, la revista multidisciplinaria Ciencias, cumple tres décadas de difundir el quehacer científico, y lo festeja con su reciente ingreso al Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
Editada por la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM desde 1982, se ha convertido en un referente para investigadores que buscan acercar su trabajo a la sociedad, y brindarle información que permita la formación de criterios propios en torno a diversos temas no sólo de las ciencias exactas y naturales, sino sociales y humanidades.
Se busca impulsar en el país la reflexión profunda y la divulgación científica para promover proyectos de investigación sobre la percepción pública de la ciencia, a partir de la experiencia del trabajo de la publicación.
A lo largo de estos primeros 30 años, se han editado 108 números, en los que se han incluido artículos de biología, física, matemáticas, química, historia de la ciencia, biomedicina, filosofía y estudios sociales de la ciencia, antropología, geografía, arqueología, computación y salud.
Patricia Magaña Rueda, directora de la revista, señaló que “30 años de una publicación dedicada a la divulgación no es cualquier cosa, y mucho menos si es académica; sin embargo, Ciencias ha alcanzado múltiples logros y una gran madurez”.
Éste es un año importante, y un orgullo para la FC y la Universidad Nacional. Tener una publicación de calidad no es fácil. Prueba de ello es que en Iberoamérica son pocas con este perfil.
El hecho de estar incluida en el índice del Conacyt, representa un aval de calidad, “pero sobre todo para los autores, pues tienen un reconocimiento extra por publicar, aunque la mayoría lo hace por el interés de dar a conocer su trabajo. Además, es la primera ocasión que el Consejo reconoce a la divulgación como un trabajo esencial ligado a la labor de investigación y la docencia”.
La publicación a su cargo inició a principios de la década de 1980 como un proyecto impulsado por un pequeño grupo de académicos de la FC, para luego extenderse a toda la entidad a fin de ocuparse de temas que no se tocaban en el salón de clases, y discutir un asunto que cobró cierta efervescencia: la relación de la ciencia con la sociedad.
Poco a poco, la Facultad creció y se consolidó entre autores y lectores, “y de ser un proyecto que inicialmente circulaba al interior de la FC, se ha extendido hacia otras instituciones, y a todo el país”, apuntó Magaña Rueda.
También, recordó que 30 años atrás la preocupación era buscar la manera de editar cada vez un mayor número de ejemplares, y llegar a más lectores. “Hoy enfrentamos la disyuntiva de todo texto impreso, es decir, mudarnos a la plataforma electrónica, mantener la edición impresa, o ambas opciones”.
El reconocimiento que ha ganado entre la comunidad del área, ha permitido la colaboración de académicos de la UNAM y de autores de diversas instituciones del país y del extranjero; por ejemplo, “en nuestro número más reciente participan investigadores brasileños, aunque en su país existen publicaciones de calidad en el ámbito de la divulgación”.
Cada edición incluye un dossier con diversos puntos de vista sobre un tema específico, también contiene secciones fijas con tópicos variables. Para el análisis de la realidad actual se cuenta con una amplitud de criterios para tocar temas diversos.
De acuerdo con el Catálogo de Revistas Científicas Arbitradas 2010, de esta casa de estudios, “Ciencias se ha convertido en un producto de colección no sólo por la importancia de su contenido científico, sino por el cuidado en la selección de las ilustraciones, y desde hace años, ha creado un discurso gráfico ligado al arte mundial, de forma particular al contemporáneo mexicano”.
Ese aspecto ha llevado a la revista a recibir en 10 ocasiones el Premio Caniem al Arte Editorial, que anualmente otorga la Cámara de la Industria Editorial Mexicana; el más reciente en la pasada Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil.
Por su enfoque multi e interdisciplinario, ha dado lugar a otros proyectos, como una serie de antologías y libros, y guiones para radio y televisión. “Está integrada a muchos proyectos, eso le da un lugar especial”.
Magaña Rueda resaltó que la tarea en el futuro es continuar con la revisión de los temas clásicos en la formación de los jóvenes universitarios: evolución, astronomía, conceptos básicos de matemáticas, pero también con los tópicos interdisciplinarios, por ejemplo arqueología y ciencia, o artes y ciencias.
Por su calidad en contenidos y presentación, Ciencias se ha hecho acreedora a diversas distinciones, entre ellas, los premios Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 1992; Nacional de Periodismo e Información 1999-2000; Latinoamericano a la Popularización de la Ciencia y la Tecnología 2006-2007, otorgado por la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología para América Latina y el Caribe; Arnaldo Orfila Reynal a la edición universitaria 1996, otorgado por la Universidad de Guadalajara, y el Nacional de Periodismo 2007.
Boletín UNAM-DGCS-019
Ciudad Universitaria.
Fue incluida en el Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica del Conacyt.

Fue incluida en el Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica del Conacyt.

10 de Enero del 2013

Precursora en el área de la divulgación científica, y la única en su tipo en México e Iberoamérica, la revista multidisciplinaria Ciencias, cumple tres décadas de difundir el quehacer científico, y lo festeja con su reciente ingreso al Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Editada por la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM desde 1982, se ha convertido en un referente para investigadores que buscan acercar su trabajo a la sociedad, y brindarle información que permita la formación de criterios propios en torno a diversos temas no sólo de las ciencias exactas y naturales, sino sociales y humanidades.

Se busca impulsar en el país la reflexión profunda y la divulgación científica para promover proyectos de investigación sobre la percepción pública de la ciencia, a partir de la experiencia del trabajo de la publicación.

A lo largo de estos primeros 30 años, se han editado 108 números, en los que se han incluido artículos de biología, física, matemáticas, química, historia de la ciencia, biomedicina, filosofía y estudios sociales de la ciencia, antropología, geografía, arqueología, computación y salud.

Patricia Magaña Rueda, directora de la revista, señaló que “30 años de una publicación dedicada a la divulgación no es cualquier cosa, y mucho menos si es académica; sin embargo, Ciencias ha alcanzado múltiples logros y una gran madurez”.

Éste es un año importante, y un orgullo para la FC y la Universidad Nacional. Tener una publicación de calidad no es fácil. Prueba de ello es que en Iberoamérica son pocas con este perfil.

El hecho de estar incluida en el índice del Conacyt, representa un aval de calidad, “pero sobre todo para los autores, pues tienen un reconocimiento extra por publicar, aunque la mayoría lo hace por el interés de dar a conocer su trabajo. Además, es la primera ocasión que el Consejo reconoce a la divulgación como un trabajo esencial ligado a la labor de investigación y la docencia”.

La publicación a su cargo inició a principios de la década de 1980 como un proyecto impulsado por un pequeño grupo de académicos de la FC, para luego extenderse a toda la entidad a fin de ocuparse de temas que no se tocaban en el salón de clases, y discutir un asunto que cobró cierta efervescencia: la relación de la ciencia con la sociedad.

Poco a poco, la Facultad creció y se consolidó entre autores y lectores, “y de ser un proyecto que inicialmente circulaba al interior de la FC, se ha extendido hacia otras instituciones, y a todo el país”, apuntó Magaña Rueda.

También, recordó que 30 años atrás la preocupación era buscar la manera de editar cada vez un mayor número de ejemplares, y llegar a más lectores. “Hoy enfrentamos la disyuntiva de todo texto impreso, es decir, mudarnos a la plataforma electrónica, mantener la edición impresa, o ambas opciones”.

El reconocimiento que ha ganado entre la comunidad del área, ha permitido la colaboración de académicos de la UNAM y de autores de diversas instituciones del país y del extranjero; por ejemplo, “en nuestro número más reciente participan investigadores brasileños, aunque en su país existen publicaciones de calidad en el ámbito de la divulgación”.

Cada edición incluye un dossier con diversos puntos de vista sobre un tema específico, también contiene secciones fijas con tópicos variables. Para el análisis de la realidad actual se cuenta con una amplitud de criterios para tocar temas diversos.

De acuerdo con el Catálogo de Revistas Científicas Arbitradas 2010, de esta casa de estudios, “Ciencias se ha convertido en un producto de colección no sólo por la importancia de su contenido científico, sino por el cuidado en la selección de las ilustraciones, y desde hace años, ha creado un discurso gráfico ligado al arte mundial, de forma particular al contemporáneo mexicano”.

Ese aspecto ha llevado a la revista a recibir en 10 ocasiones el Premio Caniem al Arte Editorial, que anualmente otorga la Cámara de la Industria Editorial Mexicana; el más reciente en la pasada Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil.

Por su enfoque multi e interdisciplinario, ha dado lugar a otros proyectos, como una serie de antologías y libros, y guiones para radio y televisión. “Está integrada a muchos proyectos, eso le da un lugar especial”.

Magaña Rueda resaltó que la tarea en el futuro es continuar con la revisión de los temas clásicos en la formación de los jóvenes universitarios: evolución, astronomía, conceptos básicos de matemáticas, pero también con los tópicos interdisciplinarios, por ejemplo arqueología y ciencia, o artes y ciencias.

Por su calidad en contenidos y presentación, Ciencias se ha hecho acreedora a diversas distinciones, entre ellas, los premios Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 1992; Nacional de Periodismo e Información 1999-2000; Latinoamericano a la Popularización de la Ciencia y la Tecnología 2006-2007, otorgado por la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología para América Latina y el Caribe; Arnaldo Orfila Reynal a la edición universitaria 1996, otorgado por la Universidad de Guadalajara, y el Nacional de Periodismo 2007.

Boletín UNAM-DGCS-019

Ciudad Universitaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*