Premio de Oro para documental social realizado en la UN.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En un libro, que lleva el título del documental queda registrado el proceso investigativo realizado.
En un libro, que lleva el título del documental queda registrado el proceso investigativo realizado.

6 de Noviembre del 2012

La versión 29 del Festival de Cine de Bogotá premio documental realizado por un grupo de investigación del Centro de Estudios Sociales (CES) de la UN.

El documental Kitek Kiwe: Nuestra Memoria, obtuvo el Círculo Precolombino de Oro al Documental Social.

El trabajo audiovisual es el resultado de la investigación del grupo Conflicto Social y Violencia del Centro de estudios Sociales (CES) de la UN.

El estudio se realizó durante tres años y medio en el Cauca “en una finca que se llama La Laguna, cerca a Timbío; además hay imágenes de Santander de Quilichao y de Timba”, refirió Myriam Jimeno, profesora titular de la UN y, coordinadora del grupo de investigación.

En la finca se encuentran cerca de 300 personas, incluida población infantil, de la comunidad indígena Nasa Kitek Kiwe, desplazadas por la masacre del Naya en el 2001, en la que el ELN atacó a los civiles.

A través de una tutela estas personas obtienen la finca en donde se reasentaron; hasta ese lugar llegaron los investigadores de la UN, y a través del método etnográfico, consiguieron acercarse a la comunidad.

“No empezamos haciendo la película, primero construimos una relación en trabajo de campo, quedándonos en estadías prolongadas, construyendo una relación con la gente”.

“Fue una construcción de proximidad con las personas, en las que se trató de rescatar su punto de vista. En este caso cómo hicieron para sobreponerse a la experiencia de violencia”, narró Jimeno.

Para los integrantes del grupo de investigación, el documental es la posibilidad de que este pueblo comparta su verdad con los colombianos, es una manera de encontrar justicia.

“Mostrar su realidad le permite a la comunidad indígena sentirse reconocida por la sociedad, tejer un vínculo que permite que la sanación haga parte de la justicia, sea integral, no solo un proceso de castigo jurídico. Que hay buena sanción general de la sociedad ante estas conductas violentas”.

El cineasta Pedro Pablo Tattay, egresado de la UN y con amplia experiencia en trabajos con comunidades indígenas fue el encargado de la filmación del material.

Junto con su equipo de trabajo, en el que participaron tres jóvenes Nasa que recibieron formación en técnicas audiovisuales, este joven director construyó la historia galardonada en el Festival de Cine.

“Fue muy importante trabajar con el grupo de investigación, porque encontré un respaldo a mi trabajo. Desde la denuncia he intentado comunicar los problemas sociales que fenómenos como el narcotráfico, la guerrilla y el paramilitarismo causan en nuestro país”, declaró Tattay.

“Dormimos en sus casas, los escuchamos, los vimos llorar, y eso fue lo que mostramos”, concluyó.

El documental recoge testimonios sobrecogedores que causan indignación entre el público.

José Ever Veloza García, alias “H.H.” afirma “El río Cauca en este país es un cementerio… mucha pero mucha gente que tiramos al río Cauca y que nunca va a aparecer”.

La hermana del gobernador del cabildo indígena del Alto Naya, Elías Trochez Guiguanas, asesinado por el ELN, recuerda las palabras de su familiar.

“Yo hablé con él el domingo (lágrimas) y él dijo mañana vuelvo a salir, me tienen amenazado, pues…yo hago por la comunidad, si me matan me matarán porque yo no ando haciendo nada”, relata con voz entrecortada.

Con una duración de 54 minutos, y con música original, el documental fue producido por la UN, el CES, el Cabildo Indígena Nasa Kitek Kiwe, la Usaid, y la productora audiovisual Poliformo.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*