En materia de cambio climático, se requiere un plan integral de comunicación.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
24 de Octubre del 2012
En México se requiere un plan estratégico de mediano y largo plazos, para apoyar programas de gestión sobre cambio climático. Por ejemplo, uno para el sector agrícola y otro para el forestal. Además, se necesita un proyecto integral de comunicación, mediante una instancia federal que trabaje con las estatales y municipales, con base en programas ya existentes, planteó Ana Rosa Moreno.
La académica de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, recordó que por años el calentamiento global fue sólo una cuestión científica y de universidades, no era abordado por los medios de comunicación, pero se percataron que tiene que ver con economía, salud y seguridad.
En la conferencia magistral Comunicación y Cambio Climático, la participante en la elaboración del quinto reporte de valoración (AR5) del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), añadió que este fenómeno se ha colocado en la discusión nacional e internacional, porque se asocia con eventos hidrometeorológicos. “No hay semana que no se tenga noticia de inundaciones, sequías o incendios. Eso ha permitido la reflexión de la comunidad”.
Entre julio y agosto de este año una compañía de seguros hizo un sondeo por Internet a 13 mil personas mayores de 18 años en Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Suiza, España, Gran Bretaña, Japón, Hong Kong, Indonesia, Turquía, Estados Unidos y México.
Se reportó que casi nueve de cada 10 personas consultadas piensan que el clima ha cambiado en los últimos 20 años. Las poblaciones de países más cercanos a los trópicos son más sensibles al problema y están convencidas de que hay un aumento en la temperatura global, señaló en el auditorio Nabor Carrillo, de la Coordinación de la Investigación Científica
Según el estudio, el 76 por ciento refiere que ha comprobado el cambio por sí mismo, y el 80 nota el aumento en la temperatura media; en tanto, más episodios de sequía son señalados por el 77 por ciento, sobre todo en Italia, España, Turquía y México.
En la Unión Americana, el 42 por ciento piensa que las causas de estos fenómenos son naturales, y en Gran Bretaña, el 34. En contraste, el 94 en Hong Kong y el 92 por ciento en México, cree que se deben a la actividad humana. “Eso es importante, porque es la base para tomar acciones”, opinó la experta.
Asimismo, refirió que el artículo VI de la Convención Marco de Cambio Climático, invoca a “generar sensibilización y educación” para la aplicación de sus compromisos; para lograrlo, el mecanismo es la comunicación. Se pretende ampliar la cantidad de individuos interesados, que entiendan lo que significa, que estén bien informados y actúen en consecuencia.
Notificar del riesgo del incremento de la variabilidad climática tiene un potencial importante, y aún es un gran reto. No es lo mismo hacerlo en una comunidad rarámuri afectada por la sequía, que en Tabasco, sitio con riesgo de inundación.
Sin embargo, concluyó, la planificación de la comunicación tiende a ser débil, y en la mayoría de los países hay pocos recursos y experiencia.
Boletín UNAM-DGCS-650
Ciudad Universitaria.
Este fenómeno se ha colocado en la discusión nacional e internacional, porque se asocia con eventos hidrometeorológicos, dijo Ana Rosa Moreno, de la FM de la UNAM.

Este fenómeno se ha colocado en la discusión nacional e internacional, porque se asocia con eventos hidrometeorológicos, dijo Ana Rosa Moreno, de la FM de la UNAM.

24 de Octubre del 2012

En México se requiere un plan estratégico de mediano y largo plazos, para apoyar programas de gestión sobre cambio climático. Por ejemplo, uno para el sector agrícola y otro para el forestal. Además, se necesita un proyecto integral de comunicación, mediante una instancia federal que trabaje con las estatales y municipales, con base en programas ya existentes, planteó Ana Rosa Moreno.

La académica de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, recordó que por años el calentamiento global fue sólo una cuestión científica y de universidades, no era abordado por los medios de comunicación, pero se percataron que tiene que ver con economía, salud y seguridad.

En la conferencia magistral Comunicación y Cambio Climático, la participante en la elaboración del quinto reporte de valoración (AR5) del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), añadió que este fenómeno se ha colocado en la discusión nacional e internacional, porque se asocia con eventos hidrometeorológicos. “No hay semana que no se tenga noticia de inundaciones, sequías o incendios. Eso ha permitido la reflexión de la comunidad”.

Entre julio y agosto de este año una compañía de seguros hizo un sondeo por Internet a 13 mil personas mayores de 18 años en Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Suiza, España, Gran Bretaña, Japón, Hong Kong, Indonesia, Turquía, Estados Unidos y México.

Se reportó que casi nueve de cada 10 personas consultadas piensan que el clima ha cambiado en los últimos 20 años. Las poblaciones de países más cercanos a los trópicos son más sensibles al problema y están convencidas de que hay un aumento en la temperatura global, señaló en el auditorio Nabor Carrillo, de la Coordinación de la Investigación Científica

Según el estudio, el 76 por ciento refiere que ha comprobado el cambio por sí mismo, y el 80 nota el aumento en la temperatura media; en tanto, más episodios de sequía son señalados por el 77 por ciento, sobre todo en Italia, España, Turquía y México.

En la Unión Americana, el 42 por ciento piensa que las causas de estos fenómenos son naturales, y en Gran Bretaña, el 34. En contraste, el 94 en Hong Kong y el 92 por ciento en México, cree que se deben a la actividad humana. “Eso es importante, porque es la base para tomar acciones”, opinó la experta.

Asimismo, refirió que el artículo VI de la Convención Marco de Cambio Climático, invoca a “generar sensibilización y educación” para la aplicación de sus compromisos; para lograrlo, el mecanismo es la comunicación. Se pretende ampliar la cantidad de individuos interesados, que entiendan lo que significa, que estén bien informados y actúen en consecuencia.

Notificar del riesgo del incremento de la variabilidad climática tiene un potencial importante, y aún es un gran reto. No es lo mismo hacerlo en una comunidad rarámuri afectada por la sequía, que en Tabasco, sitio con riesgo de inundación.

Sin embargo, concluyó, la planificación de la comunicación tiende a ser débil, y en la mayoría de los países hay pocos recursos y experiencia.

Boletín UNAM-DGCS-650

Ciudad Universitaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*