semidesierto…editada

 

El recubrimiento comestible para frutas y hortalizas en poscosecha se elabora a partir de bioinsumos vegetales de extractos, aceites, gomas y ceras de plantas del semidesierto mexicano, como orégano, hoja sen, damiana y sangre de drago.

 

Es biorgánico y puede aplicarse a frutas y hortalizas al momento de su cosecha, lo que contribuye a eliminar hongos y bacterias que los atacan después de su cultivo.
Es una alternativa económica y eficiente que permitiría la obtención de artículos con calidad de exportación, señaló María Gabriela Vargas Martínez, de la FES Cuautitlán de la UNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*